Dejar de Fumar
Imagen
Dejar de Fumar
   
Dejar de Fumar
Enlaces
Puedes escribir un titular.
Dejar de fumar no es algo sencillo. Seguramente mas de una vez se lo ha propuesto. Pero no consiste sólo en “tomar la decisión”: es un proceso que requiere tiempo y un “plan”, para tener éxito.
Dejar de fumar debe ser un proceso con pasos:

1) Lo primero es prepararse física y mentalmente: este período preparatorio dura entre 1 semana y 10 días (puede durar menos, pero no conviene que pase de ese limite). El objetivo es que durante ese tiempo reduzca gradualmente su consumo para después abandonarlo totalmente.

Si lleva mucho tiempo fumando, no se preocupe. Durante este tiempo de preparación busque conocer por qué fuma, por qué quiere dejarlo y cómo y cuándo lo hará.

2) Casi en paralelo con la preparación física y mental, uno debe buscar un motivo y estar convencido de ello. Una cosa es segura: ingún método es eficaz si no tiene la firme convicción de que quiere dejarlo.

No todos dejamos de fumar por la misma razón. Por ello USTED debe buscar la suya, y que sea suficientemente poderosa e importante. Recuerde, tiene que sentirla como verdaderamente suya, que le importe realmente

3) El tercer paso es vencer al hábito. Los fumadores están atrapados por el cigarrillo de varias formas: hay una dependencia física y una dependencia sicológica.

La dependencia física o farmacológica se explica probablemente por el aumento, en los fumadores regulares, del número de “receptores nicotínicos” a la superficie de células nerviosas.
La dependencia sicológica es mas compleja que la anterior, ya que no se vincula con cuestiones físicas sino emocionales, y generalmente tarda más tiempo en controlarse que la dependencia física. Las personas que sufren de este tipo de dependencia tienen necesidad del cigarrillo para pensar, para relajarse o simplemente para sentirse bien. Algunos fumadores van incluso a pensar que no son capaces de vivir sin tabaco, y que el producto forma parte integrante de sus vida de adulto. Hay que contar con por lo menos 6 meses para poder desprenderse totalmente de ella.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
Imagen
Los fumadores que dejan de fumar, a cualquier edad, tienen menos riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco que los que continúan fumando. Además, mejoran mucho su calidad de vida:
Dejar de fumar a los 30 años: Los fumadores que dejan el tabaco alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar en más del 90%
Dejar de fumar a los 50 años: Los fumadores que dejan de fumar alrededor de los 50 años de edad reducen su riesgo de muerte prematura en más del 50% en comparación con quienes siguen fumando
Dejar de fumar a los 60 años: Mismo los que dejan el tabaco alrededor de los 60 años de edad o más viven más tiempo que los que siguen fumando
Cuanto antes se deja de fumar, más beneficios se obtienen.
Beneficios para la salud del fumador:

Los beneficios comienzan a sentirse enseguida y se multiplican de manera progresiva:
A los 20 minutos: disminuye la presión arterial
A las 12 horas: se normaliza el monóxido de carbono en sangre
Entre las 2 semanas y los 3 meses: mejora la circulación y la función pulmonar
Entre el primer y el noveno mes: disminuye la tos y la falta de aire, disminuye el riesgo de infecciones
Al año: el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora la energía
A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador
A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas
A los 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es similar al de un no fumador.
Otros beneficios:
Mejora el gusto y el olfato
Desaparece la tos de fumador
Es más fácil subir escaleras y caminar varias cuadras sin cansarse.
El pelo y la ropa huelen mejor.
Mejora el aspecto y la salud de su piel
Beneficios para los convivientes no fumadores.

El consumo de tabaco no solo afecta la salud del fumador sino también la de los que lo rodean. La exposición al humo de tabaco ajeno causa un 30% de aumento en el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón en los no fumadores. En los niños, la exposición es particularmente dañina provocando problemas respiratorios, infecciones del oído y el síndrome de muerte súbita del lactante. Las embarazadas expuestas también pueden sufrir complicaciones. Al dejar de fumar estos riesgos desaparecen.
Los métodos naturales para dejar de fumar han demostrado ser efectivos a corto plazo, sin que la persona vuelva a caer en la adicción.

Existen métodos naturales para dejar de fumar, que pueden implementarse de manera segura ya que no implica la ingesta de medicamentos.
Conoce la guía para dejar de fumar que se ofrece en este HomeandHealth.cc, y que te ayudará a dejar de fumar sin sufrir consecuencias por la ingesta de medicamentos.
 
Guia para dejar de fumar
Para más información visita el enlace haciendo clic aquí arriba